lunes, 31 de marzo de 2008

MARZO – 3er CONSEJO > Solo permitir 3 actualizaciones

En cuanto a las "actualizaciones" mi consejo es no aceptarlas nunca o casi nunca.

Hay tres excepciones. La primera es que hay que aceptar las de Windows porque es un sistema en el que siempre están encontrando agujeros de seguridad que tienen que arreglar para que no se cuelen nuevos virus. La segunda excepción son las actualizaciones de Firefox porque es un programa que se porta bien y también tiene que ver con mantener tu seguridad al navegar por Internet. Y la tercera es la más importante porque se trata de las actualizaciones de tu programa de anti-virus. Si este no se actualiza no servirá de nada. Se actualizan hasta varias veces por semana y hay que aceptarlo si quiere que funcionen para proteger tu ordenador de nuevas amenazas.

En cuanto al resto de programas recomiendo desactivar todas las actualizaciones automáticas porque en el fondo lo único que hacen son mínimos cambios en cuanto al funcionamiento del programa mientras introducen muchas oportunidades para que el fabricante te líe a gastar dinero.

Si has instalado un programa será porque hace lo quieres que haga. ¿Por qué necesitas actualizarlo si ya hace lo que quieres? La realidad es que cuando hay algo nuevo que merece la pena no te lo regalan así que olvídate de las actualizaciones completamente. Si estas aburrido/a y te divierte ver como una rayita blanca se cambia a color verde, pues entonces bájate actualizaciones.

No tengas miedo a que un programa se quede “antiguo”. Funcionara siempre como cuando lo instalaste y si por alguna razón algo no funciona será muchísimo mas rápido buscar una sola actualización de vez en cuando que estar siempre dejando que tu ordenador haga cosas que tu no controlas. Para mi el enfoque es siempre controlar el ordenador y que no sea al revés.

Busca todas las cosas como “Update Manager” y otros nombres parecidos y cambia los “settings” para que nunca JAMAS busquen actualizaciones automáticamente y sobretodo para que nunca instalen actualizaciones automáticamente, etc. Es decir que nunca te molesten porque lo automático no es para ayudarte en realidad sino para quitarte control de tu ordenador.

Si algún día te entran ganas de obedecer a un programa que quiere actualizarse dile que no y anótalo en tu agenda para dentro de un par de semanas. Si entonces todavía sigues pensando que lo quieres actualizar pues hazlo pero prepárate para las consecuencias que pueden incluir que el programa funcione peor o que tengas que dedicarle unas cuantas horas a volver a poner todo como te gusta.

Las actualizaciones son un poco como dejar que alguien entre en tu casa y te pinte todas las paredes de otro color. Luego te tocara volver a poner los muebles donde te gusta y encontraras que los pintores han dejado algunas cosas mal. Igual con las actualizaciones de ordenadores. Desde luego evita siempre actualizar por impulso de un momento cuando un programa diga que tardara “menos de 1 minuto” o algo parecido. Esto son simplemente mentiras. En estos momentos es cuando hay que anotarlo para decidir en un par de semanas. Así normalmente después de un par de semanas te darás cuenta de que fue una pequeña locura y te habrás ahorrado un montón de problemas. Verdaderamente recomiendo esta estrategia de dejar pasar unas cuantas semanas para pensarlo con frialdad.

Las actualizaciones que prometen ser de “menos de 1 minuto” o algo parecido no cuentan el tiempo que tardaras en reiniciar el ordenador ni en esperar a que se descarguen, ni el tiempo que estarás mirando a la pantalla sin saber que esta pasando, etc. Y mucho menos el tiempo que puedes necesitar para volver a poner el funcionamiento del programa como ya lo tenias antes.

Con los ordenadores hay que tener la actitud de que si algo funciona mas o menos, cualquier esfuerzo de arreglarlo puede hacer que todo vaya peor.

Las actualizaciones me parecen ser un invento de marketing para mantener a los consumidores consumiendo... es decir, para no dejarte en paz. La mayoría de los programas que valían para escribir un texto (como Word) hace 10 años siguen valiendo perfectamente para escribir un texto hoy. Esto esta escrito con el Microsoft Word que yo tenia en 1999 y también sigo trabajando con el Outlook de ese año aunque el ordenador ya no es el original.

El Outlook de 1999 funciona perfectamente hoy y lo mejor es que si lo has usado por tantos años, ya lo conoces y no tendrás que aprender nada nuevo, ni tendrás que importar tus contactos (ni perder o duplicar algunos contactos al importarlos, y luego pasar horas arreglando todo eso, etc, etc...)

Mi experiencia en los últimos 10 o mas años es que cuando hay algo nuevo de verdad como por ejemplo nuevos formatos de vídeo (Flash) siempre puedes fácilmente buscar el nuevo programa adecuado para instalarlo y en realidad haber estado actualizando otros programas no vale de nada para algo verdaderamente nuevo.

En general al instalar un nuevo programa recomiendo decir que “no” a todas las cosas “extra” que te ofrecen y sobretodo a todo vinculo que te mantenga en contacto con el fabricante. Por aquí te llegara mucha basura – es decir publicidad bajo el pretexto de tenerte “al día”. Si necesitas cualquier cosa mas adelante del fabricante es cuestión de buscar su nombre en Google.

viernes, 1 de febrero de 2008

FEBRERO – 2º CONSEJO > No uses Windows Vista

Trata siempre de usar un ordenador con programas de hace unos cuantos años. Es decir, ahora que ha salido Windows Vista lo inteligente es tener un ordenador con Windows XP. Evitaras todo tipo de problemas puesto que Vista lo han lanzado para que la gente lo pruebe y así en los próximos 3 o 5 años vayan contribuyendo -sin cobrar nada- a que se pueda arreglar y funcione. Así Microsoft mantiene a la gente con un sistema que medio funciona, medio no funciona pero lo que es más importante para Microsoft es que la gente este siempre pensando en ellos. Quieren que no te puedas olvidar de que el sistema operativo que tienes es de Microsoft (aunque esto sea porque te da problemas – no les importa, al revés temo que lo prefieren).

Cuando se compra un ordenador nuevo creo que se debe pensar que se va ha dedicarle un año instalando y poniendo todo para que funcione como uno quiere. Un año o quizás un poco más es muy razonable. Todos los programas dicen que se instalan en unos minutos pero todos sabemos que esto es mentira. “Unos minutos” informáticos pueden ser días y semanas humanas con un programa que no acaba de instalarse bien. Algunos programas funcionan en lo más básico después de una sola instalación bastante rápida de unos minutos pero casi siempre luego descubres que te han cambiado ciertas cosas en tu ordenador y que hay otras cosas que no funcionan, etc. A veces después de dedicar más tiempo a entender porque no funciona te recomiendan que lo des-instales y vuelvas a instalarlo... así que ya se acabo eso de la instalación rápida. Además no creo que sea bueno instalar más de uno o dos programas nuevos por semana porque solo así podrás evaluar si todo en el ordenador sigue igual durante el uso normal.

También recomiendo que se instalen solo los programas que se necesitan de verdad. Incluso así yo tengo unos 140 programas porque uso el ordenador para una gran variedad de trabajos. Muchos de estos son en realidad sub-programas que se instalan cuando instalas un programa. Por eso es recomendable instalar un programa y trabajar unos días en otras cosas para ver si todo sigue bien antes de instalar otro programa. En algunos casos tendrás que instalar un programa varias veces hasta que descubres la mejor forma de instalarlo en tu ordenador. Todo esto lleva tiempo y es muy importante dedicarle este tiempo si te propones tener un ordenador que no te dé problemas por muchos años.

Dedicando un año a la correcta instalación de los programas y a poner todo en el ordenador como se quiere tener permite en el caso más ideal luego no cambiar nada, o casi nada, en los próximos 8 años. Después del primer año de instalaciones lo preferible será ya no instalar nada nuevo en muchos años a no ser que muy de vez en cuando aparezca una verdadera necesidad nueva pero esto es raro si el primer año se hace un buen plan de todo lo que piensas hacer con el ordenador.

Esto es lo ideal si es que el ordenador es para hacer cosas fuera de jugar con las instalaciones de nuevos programas. Hay mucha gente a quien le entretiene instalar programas y configurar el ordenador. Mis consejos no son para estas personas sino para quien quiere usar el ordenador para hacer otras cosas como escribir o para hacer bases de datos o para hacer hojas de cálculos o presupuestos o para dibujar o montar vídeo o crear música o trabajar con fotografía, etc, etc... y quienes no tienen ganas de dedicar tiempo a arreglar cosas de “drivers” o indagar en el “registro del ordenador” o pasarse la vida en el “panel de control”...

Puede que en los próximos años aparezcan desarrollos verdaderos y no cosméticos como el Windows Vista pero probablemente no será el caso y entonces no veo porque no seguir usando el Windows XP hasta el 2016. ¿Por qué no usar un sistema operativo que ya ha pasado por todas las pruebas? Hoy en día Windows XP funciona bien y además cuando tengas un problema con XP probablemente enseguida encontraras un foro donde alguien ya tuvo ese problema y te dará la solución. Entre 1998 y 2006 yo tuve Windows 98 y nunca me fue difícil arreglar problemas pues ya estaban todos mas que vistos y siempre encontré soluciones. Los que si lo pasaron mal fueron los que cayeron en la trampa de comprar el Windows 2000 y algún otro que creo existió en esos años... sinceramente no me importó ni conocerlo y por eso no lo recuerdo aunque me suena que fue algo como el Windows NT.

Con Windows 98 tuve 8 años de ordenador que yo controlaba y sin tener que perder el tiempo con arreglar cosas nuevas. No era un sistema perfecto pero tampoco lo es ningún otro digan lo que digan (incluyendo el Mac OS X) y así por lo menos cuando ya conoces el sistema operativo te da menos sorpresas. Ahora pasa lo mismo con el Windows XP. Si lo tienes ya lo controlas mas o menos. Se lanzo en el 2001 así que ya esta bastante arreglado y creo que es un poco mejor que Windows 98. En realidad es casi igual que Windows 98 pero si es verdad que es un poco más estable y que cuando un programa se paraliza la función de Ctrl. + Alt + Del (Supr) sí te permite cerrar ese programa y seguir con el resto. No es 100% así porque muchas veces cuando falla un programa Windows XP parpadea y se cierran unos cuantos programas más pero por lo menos no es como con Windows 98 donde todo el ordenador se quedaba paralizado y había que aplicar mucho más el primer consejo de este blog – sacar el enchufe de la pared.

En fin, que Windows XP funciona y en los próximos años iras controlándolo cada vez más. ¿Por qué buscar problemas? Si caes en Windows Vista encontraras mas problemas que con XP y además en vez de ser mejor permitiendo más libre uso de programas y de aparatos (como escáneres que antes funcionaban con Windows 98 y dejaron de funcionar con Windows XP o de los primeros modelos de Palm, etc.) lo que más se nota con el Vista es que hace más difícil el uso de programas y archivos sin licencia, es decir “pirata”.

Así que en vez de hacer un sistema más universal y mas libre (mejor) lo que han hecho es crear mas limitaciones y control de licencias (al estilo de Sony y de Apple iPod) por lo que es un sistema PEOR. Seguro que te obligara a comprar cosas nuevas por lo que al final te saldrá más caro que el XP incluso si tienes que pagar extra al comprar un nuevo ordenador para que te instalen el XP como “demanda extraordinaria” a la que tienes pleno derecho como el que compra el ordenador. A veces hay que insistir bastante en las tiendas de ordenadores - o ir a otra tienda mas interesada en dar satisfacción.

Controlar tu ordenador y que no sea al revés es el principio naturalmente de no ser esclava o esclavo. Además todos sabemos que no se es esclavo en realidad del ordenador sino de los que a través de una conexión telefónica de Internet te quieren controlar teniéndote pendiente de nuevas actualizaciones y fixes y plug-ins y bla, bla, bla... la madre que los parió... que jueguen con otros – no dejes que jueguen contigo ni que chupen de tu cuenta bancaria.

Sí hacer

  • Utiliza un SAI que soporte picos de tensión. Busca uno que no use un programa que se instala en el ordenador porque estos suelen funcionar mal. El mejor es el que tiene su propia pantalla donde te indica la corriente entrante y la saliente que será constante a 220V. Inves hace uno bastante bueno: Inves SAI 500VA.
  • Instala un antivirus bueno que incluya spyware, protección de Phishing y ecaneo de correo electrónico. Es decir un solo programa que haga todo lo de seguridad. Mantenlo siempre actualizado y ejecútalo cada dos o tres días haciendo un escaneo completo. Lo mas fácil es dejarlo haciendo esto de noche o cuando vayas a dejar sin usar el ordenador. No recomiendo hacer estos escaneos mientras trabajas porque puede dar algún conflicto y además notaras que tu ordenador trabajara mas lento.
  • Guarda TODOS los programas que instales en CDs. Si instalas programas que has bajado de Internet asegúrate de guardarlos también en CDs. Es bueno anotar en la funda la fecha de la instalación y cualquier dato útil en caso de tener que volver a instalarlo en el futuro. Por ejemplo si tuviste que instalarlo dos veces porque la primera no funcionó pues anótalo. Iras viendo que cada vez controlas mas el proceso de las instalaciones. Es bueno hacer dos copias de cada CD por si algún CD falla en el futuro.
  • Una vez a la semana comprueba si es necesario defragmentar los discos y hazlo. Esto es de lo más importante que hay para un buen funcionamiento del ordenador.
  • Una vez al mes ejecuta "scandisk" (comprobación de errores) pero ten en cuenta que esto es un proceso muy lento así que haz un disco una noche y otro (si tienes otro) la noche siguiente.
  • Organiza tus cosas (tus archivos) en el ordenador para poder hacer una copia de seguridad a un disco externo o a un DVD de datos frecuentemente (una vez a la semana o al mes por lo menos). Si tienes todo en una carpeta como “Mis Documentos” será mas fácil hacer el “backup”. Haz también un backup de tus “Favorites” Favoritos en Internet Explorer o “Bookmarks” Marcadores en Firefox. Y también no olvides guardar el archivo que contiene tus contactos personales. Yo recomiendo hacer dos copias de seguridad ya que un disco externo o un DVD de datos puede fallar y por ahorrar un poco de tiempo puedes perder toda tu información.
  • Vacía la papelera muy a menudo.
No hacer
  • Normalmente no merece la pena registrar el software que tengas. Te quita tiempo, le das tus datos al fabricante y este no te dará nada mas que publicidad. Hazlo si es la única forma de tener funcionamiento de algún programa pero esto casi nunca es el caso. Si hace falta hacerlo pues crea una identidad para estos programas como "Don o Doña Consumidor Obediente" y crea un correo electrónico donde no miraras nunca y que valdrá para estos registros al estilo de "correo-basura-59600-085859-004948-0004-837@gmail.com"
  • No instales varios programas de seguridad como uno para spyware y otro para antivirus. Esto solo creara conflictos y perdida de tu tiempo y tu dinero manteniendo cada uno activo escaneando los discos, etc... Además estos programas usan muchos recursos del ordenador y harás que tu ordenador funcione peor si tienes mas de un programa de seguridad.
  • No utilizes Windows Vista.

miércoles, 2 de enero de 2008

ENERO – 1er CONSEJO > Saca el enchufe de la pared


Nunca olvidar que el ordenador tiene un enchufe a la corriente eléctrica y que sacando el enchufe de la pared te dejara en paz y podrás acostarte o salir de paseo o tener relaciones con humanos. En general se tiene demasiado miedo a que sacando el enchufe se estropea el ordenador. No es así: está diseñado para recuperar cuando se apaga “inesperadamente” (como cuando hay un apagón) y solo tendrá que reiniciarse unas cuantas veces para volver a su triste estado normal. Además, como ya sabes, muchos problemas de ordenadores se solucionan simplemente apagando y encendiendo por lo que hay una posibilidad de que cuando lo vuelvas a encender vuelva a funcionar como tu quieres.

Sacar el enchufe no es ni mas ni menos dañino que lo que puede pasar bajando una actualización de un programa y además sacar el enchufe (o mantener apretado el botón de encendido y apagado que es casi lo mismo porque lo fuerza a apagarse) da una enorme satisfacción humana frente a un cacharro que te esta fastidiando.
En principio si todo va bien con tu ordenador no recomiendo apagarlo de esta forma tan radical pero no dudes en hacerlo si te ves en una situación de esas en que el ordenador no responde y te esta haciendo perder el tiempo (como por ejemplo cuando le da por apagarse y encenderse varias veces dando mensajes crípticos y tontos como que ha ocurrido un “error fatal”). Por cierto, si quieres que estos mensajes sean menos molestos puedes quitar ese sonido “fatal”.
Como eliminar o cambiar sonidos de Windows XP
  • Abre: Inicio / Panel de control / Dispositivos de sonido y audio / Sonidos.
  • Aquí veras “Sucesos de programa.”
  • Puedes escoger que sonido tendrá cada “suceso” o si prefieres puedes escoger que no tengan ningún sonido. Escoge “ninguno” para “Error de programa” (por ejemplo).
Yo he quitado muchos de estos ruidos inútiles que además de quitarte recursos molestan sobre todo si trabajas con música o te gusta el silencio.
En los meses que siguen daré consejos con el objetivo de evitar muchos problemas de ordenador y sobretodo para recuperar el control de tu ordenador de forma que no dé tantas sorpresas desagradables. No pretendo ser un técnico o informático pero después de años defendiéndome del mal funcionamiento general de los ordenadores (en lo que incluyo como primer delito su forma de quitarnos control de lo que hacen) he llegado a esta lista de consejos tajantes que creo serán útiles para todo el mundo que tiene un ordenador.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

AVISO: Estos consejos pueden ser, como bien se indica en el titulo, un tanto radicales, y los autores no serán en ninguna forma responsables de cualquier daño o perdida que pueda sufrir cualquier lector como resultado de cualquier información contenida en este blog - ni en los artículos, ni en los comentarios.